Disfrazar al entretenimiento.

Maxxx Energy quería continuar con su tradición de hacer la mejor fiesta de Halloween en el país. Y así apareció La Isla de los Zombies. La premisa: si las personas no bebían Maxxx Energy, se convertían en zombies. Para participar por entradas al evento, los usuarios debían activar los códigos de las latas en el sitio web de la marca. Solo los afortunados ganadores fueron informados de la ubicación secreta de la fiesta el mismo día del evento.

CreativeDrive